dimecres, 11 de juliol de 2012

Discurs de Joan Peiró, clausura del Congrés de Sants




Avui he volgut compartir un post publicat per Joan Pujades al seu bloc, el discurs del dirigent anarquista Joan Peiró en la clausura del Congrés de Sants l'1 de juliol del 1918.


Proletarios de Barcelona, salud.
Estoy orgulloso de que toda la organización de Badalona me haya delegado por tan gran acto.
El Congreso de la Confederación Regional es testimonio de una alentadora esperanza para un futuro no lejano. Acababa de cumplir, el proletariado de Catalunya, una misión de las más alta trascendencia. El Congreso es el punto de partida del resurgimiento del proletariado catalán. Y los acuerdos tomas en él es necesario que sean un hecho lo antes posible. Nuestros intereses peligran. Es preciso hacerse fuertes contra el triunvirato del capitalismo, la religión y el Estado.
No me cansaré de repetirlo. Hay que tener en cuenta la necesidad que se impone de cumplir los acuerdos del Congreso.
La unión del proletariado de España es una aspiración general. Hace tiempo que hablamos de eso, y por encima de las tácticas y procedimientos, deben fusionarse la Confederación Nacional del Trabajo y la Unión General de Trabajadores, para luchar contra la tiranía del capitalismo. Pero si lo creyéramos necesidad del momento, nos equivocaríamos. Antes hay que agrupar nuestras fuerzas en potentes bloques.
¿Como? Hemos sintetizado la fórmula en Sindicatos Únicos de Ramo o Industria.
La causa de nuestra debilidad aparente es la disgregación. La organización en pequeños sindicatos es precaria; por que cada capilla mantiene siempre su criterio. Y este criterio a veces estrecho, impide que en nuestras luchas nos mostremos unidos. Eso nos hace débiles ante la burguesía.
Por eso sentimos la necesidad imperiosa de los Sindicatos de Industrias y sus similares.
Deben desaparecer también, para que sea más profundo nuestro espíritu de generosidad, las diferencias entre oficiales y aprendices, entre oficiales y peones de un mismo oficio.
Es un bochorno que obreros que son explotados por un solo burgués, estén divididos en dos o más sindicatos. Esto nos impide que al plantear nuestras luchas, demos a la burguesía la sensación de una fuerzas irresistible a cuyo empuje no podrá oponer obstáculo alguno. Antes al contrario, cree que con un poco de resistencia, hemos de abandonar nuestras demandas porqué nos faltan medios de resistencia y ataque para hacerlas prevalecer.
Para evitar eso precisa que impere entre todos los obreros un solo criterio. Los movimientos obreros necesitan que no haya un solo compañero que retroceda, para no fracasar.
Lo dicho en el Congreso sobra para que comprendáis la necesidad del sindicato único y la precisión de que cristalice en una realidad.
Logremos la constitución de los sindicatos únicos y podremos pensar en algo mejor que las cuestiones del momento. Logremos la constitución de los sindicatos únicos y podremos pensar en la propaganda del ideal.
Es un deber nuestro espiritualizarnos y borrar la grosería dominante. Pensemos en la armónica sociedad futura. Hagamos comprender a los que tienen prejuicios, que el sindicato sirve para conquistar la libertad y para restablecer un mayor estado de justicia.

2 comentaris:

Júlia ha dit...

La manca d'unió dels treballadors, de l'esquerra, el gran problema de sempre.

Oliva ha dit...

QUINA DIFERENCIA DE "HOMES",ARA TENIM TITELLES DISPOSADES A BALLAR A COP DE SUBVENCIONS.